La Importancia de la Vacunación contra la Hepatitis A y B en 2024.

La hepatitis A es una enfermedad viral que representa una carga significativa para la salud pública en todo el mundo. Según estimaciones, en el año 2005 se registraron alrededor de 119 millones de infecciones por hepatitis A, resultando en 31 millones de casos sintomáticos y 34,000 muertes. Las epidemias de hepatitis A pueden propagarse de manera explosiva, como se evidenció en el caso registrado en Shangai en 1988, que afectó a unas 300,000 personas, causando pérdidas económicas considerables. En América Latina y el Caribe, la mayoría de los países presentan una endemicidad intermedia para el virus de la hepatitis A, lo que significa que más del 50% de su población ha adquirido inmunidad contra el virus a la edad de 15 años, aunque la prevalencia varía según la zona.

Por otro lado, la hepatitis B es una infección hepática potencialmente mortal causada por un virus de ADN de doble cadena perteneciente al género Hepadnavirus. Esta enfermedad puede manifestarse como un cuadro agudo, dentro de los primeros seis meses después de la exposición al virus, o como una enfermedad crónica, cuando el virus persiste en el cuerpo de la persona. La hepatitis B representa una carga significativa para la salud, ya que puede llevar a complicaciones graves como cirrosis hepática, insuficiencia hepática y cáncer de hígado.

La Importancia de la Vacunación: Protegiendo su Salud

Prevención de enfermedades graves

La hepatitis A y la hepatitis B pueden causar enfermedades graves y potencialmente mortales, como la inflamación del hígado, ictericia, insuficiencia hepática e incluso cáncer de hígado. Al vacunarse, se reduce significativamente el riesgo de contraer estas enfermedades y se protege la salud del hígado.

Protección a Largo Plazo

La vacunación proporciona una protección duradera contra la hepatitis A y la hepatitis B, lo que significa que incluso años después de recibir la vacuna, el cuerpo sigue siendo capaz de combatir estos virus si alguna vez se expone a ellos. Esto es especialmente importante considerando que algunas personas pueden no presentar síntomas de infección por hepatitis durante mucho tiempo, lo que hace que la prevención sea aún más crucial.

Reducción de la Transmisión

Al vacunar a la población contra la hepatitis A y la hepatitis B, se reduce la propagación de estos virus en la comunidad. Esto no solo protege a las personas vacunadas, sino que también ayuda a proteger a aquellos que no pueden recibir la vacuna, como los bebés menores de cierta edad o aquellos con sistemas inmunológicos comprometidos.

Grupos de Alto Riesgo y la Importancia de la Vacunación

Las personas que pertenecen a grupos de alto riesgo de contraer la hepatitis B enfrentan una mayor probabilidad de exposición al virus debido a diversos factores relacionados con su estilo de vida, profesión o condiciones médicas. Identificar y concienciar sobre estos grupos es crucial para promover la prevención mediante la vacunación

1. Personas que necesitan transfusiones frecuentes de sangre o productos sanguíneos:

Este grupo incluye pacientes con trastornos médicos crónicos que requieren transfusiones regulares para el tratamiento de su enfermedad.

2. Pacientes sometidos a diálisis y receptores de trasplantes de órganos sólidos:

 Las personas que reciben tratamiento de diálisis o que han recibido un trasplante de órgano tienen un mayor riesgo de exposición al virus de la hepatitis B debido a la naturaleza de su tratamiento y la necesidad de medicamentos inmunosupresores.

3. Personas privadas de la libertad:

Los individuos que están encarcelados tienen un mayor riesgo de exposición a enfermedades infecciosas, incluida la hepatitis B, debido a las condiciones de hacinamiento y la posible presencia de comportamientos de riesgo dentro de las instalaciones correccionales.

4. Personas que se inyectan drogas, o que comparten agujas, jeringas u otros equipos para inyección:

El uso de drogas inyectables y el intercambio de equipo para inyección aumenta significativamente el riesgo de contraer hepatitis B, ya que puede haber una exposición directa a la sangre infectada.

5. Personas que conviven con pacientes con infección crónica por el VHB:

Los convivientes de personas con hepatitis B crónica tienen un mayor riesgo de adquirir la infección debido a la exposición continua al virus en el entorno doméstico.

6. Personas con múltiples parejas sexuales:

La actividad sexual con múltiples parejas aumenta el riesgo de contraer hepatitis B, ya que aumenta la probabilidad de exposición al virus a través de contactos sexuales sin protección.

7. Personal sanitario y otras personas que por su trabajo podrían estar expuestas al contacto con sangre y productos sanguíneos:

Los profesionales de la salud que trabajan en entornos donde hay riesgo de exposición a sangre y fluidos corporales, como hospitales y clínicas, tienen un mayor riesgo de contraer hepatitis B debido a la naturaleza de su trabajo.

8. Personas que no hayan recibido el esquema completo de vacunas contra la hepatitis B y prevean viajar a zonas en las que la enfermedad sea endémica:

Aquellas personas que no están completamente vacunadas contra la hepatitis B y planean viajar a áreas donde la enfermedad es común tienen un mayor riesgo de adquirir la infección.

9. Personas con pareja del mismo sexo:

Hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres

La hepatitis A y la hepatitis B son enfermedades virales que representan una carga significativa para la salud pública en todo el mundo, con millones de casos y miles de muertes cada año. La prevención juega un papel crucial en la lucha contra estas enfermedades, y la vacunación es una herramienta poderosa para protegerse a sí mismo y a la comunidad

¡Vacúnate en Clínica CIC!

En Clínica CIC, estamos comprometidos con la salud y el bienestar de nuestra comunidad. Ofrecemos servicios de vacunación contra la hepatitis A y B, así como asesoramiento experto para ayudarte a comprender la importancia de la vacunación y proteger tu salud hepática. 

¡No esperes más! ¡Vacúnate hoy y protege tu hígado para un futuro más saludable!

El momento para prevenir es ahora.

Te puede interesar...

Protege a tus pequeños de la Bronquiolitis con atención temprana

La bronquiolitis, una infección respiratoria común en bebés y niños pequeños, puede presentar síntomas similares al resfriado común, pero con complicaciones graves si no se atiende a tiempo. Conocer las señales y buscar atención médica oportuna es crucial para el bienestar de los más pequeños.

Ver más »